Anuncios

El amor es cuestión de dos

ob_d8fd344e8cb16bff10f63057ee8b178b_fondo-enamorados-1024

No hay relación de pareja que funcione si sólo uno pone todo de su parte. Ambos debemos poner de nuestra parte si queremos conservar y madurar el amor que nos tenemos.
Es algo que lleva trabajo y dedicación, siempre hay que estar cuidándolo… pero el esfuerzo merece la pena, el amor que perdura con los años es el más bello.

Una relación de pareja necesita de un constante interés por nuestra parte: lo que no cuidamos se pierde en nuestro olvido. Una pareja no sobrevive por si sola ni por el esfuerzo desmedido de una de las partes. Una relación es de dos personas que se comprometen y luchan “hombro a hombro” por estar juntas.
El orgullo, el ego, el miedo, la desconfianza y muchos otros sentimientos que manejamos de forma negativa nos hacen crear un círculo vicioso en donde no gana nadie, pero en el que sí perdemos todos: ¿Cuántas veces no has pronunciado un “lo siento” por orgullo? ¿Cuántas veces en un momento de disquisición has preferido hacer como si odiaras a aquella persona? ¿Cuántas veces pensando en la seguridad de tenerle a tu lado, te has olvidado de dar aquellos detalles que tanto le cautivaban?

El amor necesita de constante esfuerzo
Las relaciones de pareja necesitan de un continuo esfuerzo de nuestra parte por mantenerles, debemos ser consientes de lo que damos y a la vez de lo que estamos recibiendo:
*Si en lugar de dar apoyo y amor estamos dando un espaldarazo, no podemos esperar que nos entreguen un camino lleno de flores.

*Si por el contrario, somos nosotras las que no estamos recibiendo nada, ¿qué hacemos entregadas a una relación que sólo nos deja desencantos?

La pareja es cuestión de dos.
Aunque puede parecer evidente, una pareja es cuestión de dos. No puedes hacerlo todo tú sola y tampoco puedes esperar que él lo haga solo, porque cuando eso sucede, la relación se convierte en un interminable tormento en donde vamos de cansancio en cansancio, de decepción en decepción, de desacierto en desacierto.
Decimos que el amor es como las plantas: hay que abonarle para que crezca de manera sana; pero nunca decimos quienes son los encargados de abonar ese amor: ¿tú? No. ¿Tú pareja? No.
Te preguntarás el por qué de las anteriores negativas: cuando desde nuestra individualidad cuidamos de la planta del amor, puede crecer con muchos rezagos: sólo posee nuestra visión de vida, nuestro lado de la historia, nuestros pensamientos, nuestros sentimientos; lo mismo pasa si quien cuidase de la planta del amor sólo fuese nuestra pareja…
En el amor no hay un yo sin un nosotros.
Lo cierto es que el amor no conoce de un “yo”, conoce de un “nosotros” en donde somos capaces de conciliar en lugar de imponer nuestra voluntad, hecho que no significa perder nuestras convicciones, sino manejarles de tal manera que podamos caminar al lado de nuestro amado y compartir con él desde lo que cada uno es.

Al amor siempre hay que abonarlo, pero no en soledad, sino en pareja; en la continúa construcción de un “nosotros” que nos permita adornar un presente con los más bellos momentos y soñar con un futuro juntos, porque el amor es cuestión de dos corazones que deciden ser uno

Anuncios

Acerca de Charly Comparte

Todo el contenido subido es esfuerzo y dedicación de horas de trabajo de los editores para mantener la pagina actualizada para usted así que déjele un comentario amable para manifestar su gratitud de que usted aprecia el esfuerzo que ellos hacen.

Publicado el 11 enero, 2016 en Curiosidades y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja un comentario!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

The Gypsy Journals

documenting my travels through film and photos

Everywhere Once

An adult's guide to long-term travel

catching days

"How we spend our days is, of course, how we spend our lives." Annie Dillard

Corasteel

Unfiltered Thoughts

A %d blogueros les gusta esto: